Saltar al contenido.

No tengo ni uno. Pobreza máxima

Día sábado a medianoche Después de trabajar y llegar a mi departamento medio reventado desde el trabajo (no me pregunten porqué tengo que trabajar los sábados), me doy cuenta que para variar se me olvidó ir a comprar algo antes de llegar. La última vez que fui a un supermercado fue para el cumpleaños del Pedro, y eso fue hace dos semanas. .

¿Donde pillo un lugar donde comer?. Encontrar un delivery de comida debiese ser tarea fácil, pero no lo es. No solamente por lo muy complicado que es hallar el telefono, sino porque la mayor parte atiende en horarios absurdos en los que podría hallar miles de lugares abiertos en donde comer.

Vivo en un departamento en las Condes. Encontrar alguna persona que venda comida a domicilio debería ser fácil, pero por algún motivo mágico y misterioso, no lo es.Los unicos que atienden de inmediato son los locales de sushi. que me encanta pero es demasiado caro para mi presupuesto, que está más escuálido que niñito somalí.

No había más remedio que ir a comprar algo no más. Me dio flojera llegar más lejos que la bomba de bencina de la cuadra siguiente. Me compré tres snickers (sí, tres!) y una bebida de litro y medio. No tenía plata para comprar nada más. Al otro día, estaba famélico. De haber tenido plata, hubiese ido a desayunar por ahí, sin embargo no tenía plata ni para hacer cantar a un ciego. Muy a mi pesar me di cuenta que tenía que llamar a mi madre querida y hacerme el gil preguntándole si me invitaba a comer a la casa. Se hizo la difícil un poco (hey, eres mi madre, como puedes negarme el alimento!), . Me dijo que bueno, y me esperó con un plato enorme de porotos. Gracias mamá!.

Recién llegada a la comuna

Cuando llegue a Ñuñoa -años atrás- tuve la buena suerte de llegar al departamento donde vivía -hace ya un año- mi hermano junto con dos amigos más. Como era de suponer, el estado en el que se encontraba mi “nuevo hogar” no eran las más adecuadas para una señorita. para empezar el departamento tenía alfombra, por lo mismo se podía divisar un mapa de suciedad en el piso, una mezcla entre bebidas cola, sólidos y algunos vestigios de rara procedencia que partían desde las sillas, manchaban sillones y acababan sin ninguna delicadeza en el suelo.

cuento corto, había que partir de cero. para partir debí rehacer mi dormitorio, haciendo desaparecer cualquier indicio de lo que fue una visita prolongada de un hombre, después elegí los tonos de las paredes y los diferentes muebles que iba a ocupar. Un sinnúmero de elementos que no solo ayudan en la decoración, sino que además debían ser utilizables.

los viajes a las tiendas de hogar y construcción eran un rito diario, porque hay que decirlo, estas tiendas serán gigantes y todo lo que se quiera, pero en ninguna pude ocupar la oración “de todo en un solo lugar” y aunque suene represivo, no entiendo bien el nombre del “Easy”, normalmente lo traduciría al español y quedaría como “fácil”, no obstante, en qué universo es fácil ir a estos centros de “hágalo usted mismo” si cuando uno necesita orientación para encontrar productos, no hay absolutamente nadie que esté adecuadamente capacitado o dispuesto para indicarte cual es el área de las tuberías y cual de las pinturas.

Hablando de las pinturas, ¿sabía usted que existen miles de colores diferentes y para cada área de la casa? Y no solo eso, sino que además varían en su consistencia, ingredientes y hasta el tipo de brocha con la que se debe pintar; sin contar el color de las cortinas, es decir, solo para pensar en cambiar el color del departamento debía considerar multiples factores que solo hacen del trabajo de la ornamentación, una guerra de proporciones.

Definitivamente nunca se me había pasado por la mente la cantidad de trabajo que implica redecorar un nuevo departamento, es más, hasta tengo un nuevo respeto por los diseñadores. tener en cuenta tantos elementos como tornillos, clavos, alambres, cintas, enchufes, cables, etc. Definitivamente estresa más de lo que parece.

Departamentos Ecológicos en Ñuñoa

Invertir en una casa propia es uno de los primeros elementos que está en la mente de gran parte de los chilenos una vez obtenida la tranquilidad financiera.

Hoy hay cada vez mayor cantidad de facilidades tanto en créditos hipotecarios, beneficios tributarios y oferta de departamentos. Con proyectos interesantes para invertir, solamente hace falta entender cómo elegir de la manera correcta. Vivir en Santiago en un inmueble  que ofrezca la más alta calidad de vida, es cada vez más complicado. Congestión vehicular y trayectos cada vez más largos desde el trabajo hasta la casa hacen que elegir el lugar donde se encuentra un departamento sea crucial para poder alcanzar comodidad en el día a día.Por este motivo muchos chilenos que trabajan en Santiago están escogiendo adquirir un departamento en Ñuñoa La seguridad se ha convertido en un punto cada vez más importante para la compra de un departamento. Con ese motivo los departamentos se perfilan como una opción comoda y notablemente más segura para aquellos que necesitan personal de seguridad permanente. La demanda de departamentos seguros se centra de este modo, en Ñuñoa

¿Cuáles son los puntos centrales para poder encontrar el departamento perfecto? Ubicación, conectividad y calidad de terminaciones son los más considerados. También han ingresado a esta lista gastos comunes bajos y tecnología en los servicios comunes, apareciendo los edificios ecológicos. Pero lo que realmente hace la diferencia en un buen departamento es su gasto común. Una suma generalmente alta de dinero que debe ser desembolsado mensualmente e impacta las ventajas del inmueble para ser arrendado en el futuro.La mayoría de las veces las personas acuden a algún arquitecto cercano para que los ayude antes de tomar la decisión final sobre la compra de algún departamento, para tener una “opinión profesional”.

Es cierto que hay algunos elementos que pasan por lo técnico, sin embargo la mayor parte suelen ser de sentido común. –  La luz o la forma de sacarle partido: Si al entrar al departamento existe la sensación de un espacio luminoso, ya hay algo muy importante a favor. De no ser el caso, quizás nos conviene revisar si es posible abrir ventanas o agrandar las existentes. Si se trata de una propiedad nueva, esto no suele ser un inconveniente.

Para comenzar, usted necesita calcular cuanto usted quiere pasar en la casa. ¿Primero apagado, cuál es el valor de la casa? En segundo lugar, descubra cuánto usted podrá pedir prestado. Entonces considere cuánto dinero usted ha ahorrado que usted puede utilizar para comprar un hogar.

Feria Ciudadana en Plaza Guillermo Franke

Este domingo 30 de mayo se hizo la Feria Ciudadana en nuestra Plaza Guillermo Franke. Esto, en el contexto del Primer Encuentro de Organizaciones del Distrito 21 (Ñuñoa-Providencia).La Agrupación Guillermo Franke se hizo presente, junto a la Frazada Solidaria (grupo de mujeres que surgió post terremoto), juntas de vecinos activas, grupos pro bicicletas y comunidades rurales de zonas afectadas

Proyecto Identidad y Barrios a través de la Pintura

El sábado 24 de octubre estuvimos en la plaza Guillermo Franke en la actividad de Pintura con los vecinos del sector. Fuimos invitados por la Junta de vecinos de la Plaza Ñuñoa a participar en este proyecto que incluye otros barrios y comunas. Previamente hicimos un recorrido patrimonial por las calles aledañas a la plaza y a Manuel Montt, como Sargento Navarrete, declarada Zona Típica el año

¡Fiesta Barrial!

Para comenzar bien este 2009 queremos invitarlos a celebrar y compartir en la tradicional fiesta de los Guillermofrankinos.Los y las esperamos el Sábado 10 de Enero a las 21:00, en la calle Guillermo Franke.En esta ocasión habrá música en vivo y micrófono abierto para los vecinos que quieran mostrar sus dotes artísticos.Habrá choripan a la venta, pueden traer las bebidas que deseen.¡Inviten a sus

¿SUFRAGIO UNIVERSAL, O LA LEGITIMACIÓN DEL PODER POR EL PODER?

En las últimas elecciones municipales, ha quedado al desnudo como nuestra democracia chilena no es más que una mera escenografía de cartón piedra.
El veredicto electoral es uno sólo, dirán todos y es cierto. Pero, ¿Es esta la mejor demostración de que un país goza de un sistema democrático sano, tras el cual se legitima indesmentiblemente la asunción a cargos en la pirámide del poder?
Por ello sería bueno preguntarse en qué condiciones votamos hoy los chilenos.
En primer lugar, habría que examinar cómo surgen aquellas candidaturas que dicen representar a la población que habita los territorios en que se postulan. ¿Provienen acaso desde las problemáticas locales o de la contingencia social, regional o nacional?
¿Son los actuales partidos políticos el reflejo directo de los procesos sociales del país?
¿Nuestra legislación ampara la representación y conformación de nuevos referentes políticos, tendencias sociales o de minorías en el país?
¿Existen garantías de debate público y tribuna para la diversidad de sectores y expresiones políticas del país, incluyendo las nuevas conformaciones sociales minoritarias durante las campañas electorales?
Y, por último, ¿Existe igualdad ante la ley para el financiamiento de campañas políticas?
Las respuestas caen por su propio peso. ¿Quién tendría dudas respecto a este breve examen de salud al marco legal y político en que está hoy nuestra democracia chilena?
Por cuanto, ¿Podemos hoy los chilenos afirmar que votamos en conciencia y en igualdad de condiciones, que se nos garantiza y respeta el acceso igualitario a información electoral, que existe un sistema que vela por la representación de nuevos referentes políticos y sociales, que existe plena participación ciudadana en los procesos de selección de candidaturas?
Es decir, en estas condiciones ¿Es el sufragio universal hoy en Chile la culminación de un proceso democrático interno responsable en el que cada cual, se inclina por la opción que representa mejor el proyecto colectivo con el cual se identifica?
Entonces, ¿Tiene sentido que nuestra legislación obligue a la ciudadanía del país a pronunciarse a través del voto, por uno u otro representante de la política nacional, cuando de toda evidencia en Chile vivimos en un sistema antidemocrático?
Algunas cifras duras expresan la rebeldía en sordina de extensos sectores de la población del país frente a un panorama político cada vez más árido y falto de libertades elementales. En las últimas elecciones municipales, el 17% de los electores se abstuvo y el 8% de los votos fueron nulos o en blanco. Es decir, un 25% de los electores omitió pronunciarse.
Pero lo más preocupante de todo es que el 70% de los jóvenes del país, entre 18 y 30 años, ha decidido marginarse voluntariamente de participar en elecciones populares, supremo acto de democracia para una nación.
Frente a ello, la respuesta es lapidaria. Las nuevas generaciones no creen en el actual sistema político y están lejos de comprar un departamento en Ñuñoa. Son 2 millones de jóvenes los que no votan en Chile.
Es decir que existen hoy en Chile 10 millones de personas en edad de sufragar, y que cerca del 50% se niega, de una u otra forma, a participar en los comicios electorales del país.
Frente a tal escenario de deserción y desencanto nacional, no es temerario afirmar que la asunción a cargos de representación popular hoy en Chile es ilegítima, ya que sólo promueve el poder por el poder.

 

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.